Pues una hipótesis posible es que Medina del Campo no hubiera sido incendiada por orden de Fonseca con el objetivo de intentar obtener la artillería que los medinenses custodiaban en el centro de la Villa. Un incendio que destruyó gran parte del patrimonio histórico medinense como el convento de San Francisco donde además de su valor artístico se guardaban las posesiones de los comerciantes, el centro histórico e incluso parte del Palacio Real.

Además, no hay que olvidar que esas piezas de artillería iban a ser utilizadas para atacar Segovia y, así, tratar de apagar el incipiente movimiento comunero. Imaginémonos por un momento que, bajo el fuego de espingardas y bombardas, hubiera desaparecido parte de las joyas de la ciudad de Segovia como su acueducto o el Alcázar.

Por último, tras lo ocurrido en Medina del Campo, aquellos incipientes movimientos comuneros que habían surgido en algunas ciudades del reino de Castilla dieron paso a un estallido definitivo con el levantamiento denominado Guerra de las Comunidades.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies