Pues seguramente no. La verdad es que hay varias razones por las que, en este caso, es mejor que esta gran fortaleza fuera construida en ladrillo y no en piedra, que era lo más habitual. Os explicamos algunas de ellas:

  • Utilizar piedra exigía disponer de canteras cercanas de las que carece Medina del Campo. Por lo tanto, construirlo de piedra exige más tiempo, esfuerzo y dinero. En cambio, en Medina del Campo a pocos metros bajo el suelo existe una capa horizontal de arcilla con la que fabricar ladrillos sin salir de la villa. De ahí que el material tradicional de construcción en la villa de las Ferias y sus alrededores sea el ladrillo.
  • La construcción con ladrillos permite utilizar la técnica del andamiaje aéreo gracias a los mechinales* que permitirían sostener los diferentes maderos utilizados como andamio. Sistema rápido y sencillo.
  • La piedra al ser golpeada se resquebraja por lo que tras un ataque enemigo el castillo hubiese sufrido graves daños, sin embargo, el ladrillo amortigua los golpes de los bolaños enemigos.
*Mechinal: Del mozár. y ár. hisp. mǧynr, y este del lat. machinālis ‘relativo a las máquinas’. Agujero cuadrado que se deja en las paredes cuando se fabrica un edificio, para meter en él un palo horizontal del andamio. (https://dle.rae.es)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies